Nos gustan los retos

Félix Vicente | 2 octubre, 2015

Entramos de lleno en la recta final del año. Entre 2007 y 2014 hemos sufrido una de las épocas más difíciles para el sector publicitario de nuestro país. Como todos sabemos, en una crisis de este calibre lo primero que recortan las empresas son los presupuestos de marketing y comunicación. Gracias a Dios ya hemos entrado en la pista de despegue, tras el aterrizaje forzoso vivido años atrás.

Todos los analistas coinciden en que la recuperación será lenta, pero crecer un 6,5% este año ya es una muy buena noticia. Pero será en 2016 cuando se vea el despegue definitivo, siempre que la economía siga creciendo al mismo ritmo y no haya nada que la frene.

PUBLICIDAD

Entre los factores que pueden influir en la estabilidad económica está la situación de Grecia y las elecciones generales previstas para antes de Navidad. Justo en ese período estival es cuando la actividad publicitaria recobra especial protagonismo por lo que se juegan muchas marcas.

En esta nueva etapa agencias creativas y anunciantes nos necesitamos hoy más que nunca. La fuerte competencia entre marcas obliga cada vez más a una diferenciación que llegue al corazón del consumidor. Y ese valor creativo diferencial, hoy por hoy, somos capaces de ofrecerlo en las agencias. Porque lo importante no es “tener buenas ideas” sino “tener la idea que ayude a vender”. Y eso ya no es tan sencillo.

Desde luego estoy a favor de una sana competencia, porque eso es lo que nos acaba haciendo más fuertes y competitivos. En McCann llevamos muchos años liderando el mercado por volumen de inversión y en reconocimientos creativos en los más importantes festivales publicitarios (dentro y fuera de España). Estamos convencidos de que esto sólo es posible cuando los clientes reconocen tu trabajo en el tiempo.

Pero liderar el mercado no es para nosotros un motivo para sacar pecho sino una gran responsabilidad. Estamos en un mercado en el que los clientes te examinan a diario, y jamás puedes perder la tensión. Por tanto, sabemos que lo más importante es ser fieles a nuestro ADN, sin caer jamás en la autocomplacencia. No caeremos en ese error.

Estamos convencidos de que la actual revolución que vive la comunicación es un reto y una oportunidad para la que estamos listos. Nos gustan los retos y sabemos que tenemos que adelantarnos a las necesidades de las marcas.

Vivimos un momento de cambios, de apasionantes retos y estamos preparados para afrontarlos con éxito. Tenemos un extraordinario equipo de profesionales y una experiencia contrastada. Lo que hemos ganado hasta ahora –clientes, premios…- no es más que una motivación extra para seguir mejorando cada día.

Nos gustan los retos. Nos gusta ‘jugar’ la Champions.