Licencia de atribución, CC Flickr por puercozon

7 hábitos matinales para tener un gran día

Beatriz Ariza | 9 marzo, 2016

Muchas personas se creen que los líderes de éxito, como Richard Branson oTony Robbins son personas con un talento extraordinario, muchos contactos o simplemente personas con suerte, pero lo que dicen ellos mismos y lo que se demuestra con los hechos es que la mayoría de personas exitosas son muy perseverantes y disciplinadas consigo mismas, y hay una serie de hábitos cotidianos que son especialmente habituales y aconsejables para que uno funcione bien, esté con energía, motivado y concentrado en sus tareas diarias, y acabe por tener un buen día y una sensación de satisfacción general con su vida.

Casi siempre son las pequeñas acciones, los detalles y los hábitos más cotidianos los que dan un giro fundamental en la vida de las personas y determinan lo que consiguen y las personas en que se convierten.

PUBLICIDAD

1. Madruga. Esa primera elección de apagar el despertador en lugar de retrasarlo, y dedicarse tiempo con calma para prepararse, desayunar, asearse y planificar el día, suele ser decisiva en el resto de la jornada, porque hace que uno tenga auto-disciplina y al mismo tiempo ayuda a no ir a contrarreloj con las actividades que se vayan superponiendo.

2. Desayuna bien. Dicen que es la comida más importante del día, y es que toda la energía que viene del desayuno, y los nutrientes que se toman, ayudan a la concentración, la motivación y el rendimiento. Además, dedicar unos primeros minutos del día a parar, comer algo bueno y cuidarte es también positivo para tu autoestima y el estado de ánimo.

3. Da las gracias. Un hábito que suele ayudar mucho a ser positivos es agradecer, en general, las cosas que mucha gente da por sentadas, y si uno consigue mirar cada una de ellas y cada nuevo día como un regalo sorprendente y gratuito, entonces es más fácil que encuentre oportunidades donde otros sólo ven problemas.

4. Márcate objetivos. Si empiezas el día leyendo el correo, encendiendo la radio de turno en el coche y sin pararte a pensar qué quieres hacer, y cómo quieres vivir el día tú, incluso antes de ver los mensajes de fuera, serás víctima de las circunstancias, y no conseguirás avanzar en tu camino personal ni profesional. Primero planifica tu día, define tus objetivos, y luego escucha a los demás lo que tengan que decir.

5. Ponte música. Escuchar música ayuda mucho al estado de ánimo y es una forma fácil y muy efectiva de empezar el día con ganas, auto-confianza y creatividad. Ten preparados tus mejores temas en la radio del coche, el móvil, el iPod o lo que escuches por la mañana.

6. Haz deporte. Si tienes ocasión a primera hora, no procrastines el deporte, pues es un ingrediente muy importante de la productividad en el trabajo, del bienestar físico y mental y de la motivación personal en general.

7. Pon atención en las personas. A tu alrededor pasan personas durante el día, desde la familia, hasta los compañeros de trabajo, pasando por el portero o los vecinos. Una sonrisa, una palabra amable y escuchar a los demás pueden favorecer tu predisposición positiva y humana que ayudará también a que te sientas mejor, que los demás quieran estar contigo, que en el trabajo encuentres un mejor clima laboral e incluso que los resultados sean mejores.