Ante una oportunidad histórica

Félix Vicente | 1 julio, 2016

Las segundas elecciones generales parecen haber despejado el camino del crecimiento económico. Lo cierto es que aún habrá que esperar para que se forme un Gobierno estable, que garantice la estabilidad de los mercados y una apuesta decidida por la inversión.

En las formaciones políticas debería primar el sentido de la responsabilidad para que nuestros país consolide la senda del crecimiento económico y reduzca la aún elevada tasa de paro.

PUBLICIDAD

En el sector de la publicidad, uno delos más afectados y penalizados por la crisis, llevamos aguantado una fuerte desaceleración desde 2007. Muchas empresas anunciantes se han visto obligados a revisar sus presupuestos a la baja, congelando los fee de las agencias y retrasando algunos proyectos a la espera de tiempos mejores.

Pues bien, creo sinceramente -y a los datos me remito- que estamos ante una oportunidad histórica para dejar atrás la senda de la precariedad para volver a situarnos en unos porcentajes de crecimiento de dos dígitos en poco tiempo. Hace falta que todos –agencias, medios y anunciantes- aprovechemos el momento para tirar juntos del carro en la misma dirección.

Es evidente que el comienzo de la crisis mundial supuso para nuestro país la llegada de otros graves problemas: el final de la burbuja inmobiliaria, la crisis de la banca y finalmente el aumento del desempleo. Esto supuso el surgimiento de movimientos sociales encaminados transformar el modelo económico y productivo así como cuestionar el sistema político exigiendo una renovación democrática.

La realidad actual y el futuro que vislumbran los analistas son para estar optimistas. El Ejecutivo en funciones actual presentó hace poco más de un mes el programa de Estabilidad 2016/2019, un documento que recopila los pronósticos durante ese tiempo de las principales variables económicas. Antes de 2020, según el informe, la tasa de paro bajará al 13%, habrá 19,9 millones de ocupados y la deuda pública se reducirá hasta el 96% del PIB.

Según este informe, las ventas de productos y servicios españoles al exterior seguirán al alza y crecerán más de un 5% cada año. Para 2019, si se cumplen las previsiones, las exportaciones crecerán un 5,7%, el mejor resultado en un lustro.

“Estamos ante una oportunidad histórica para dejar atrás la senda de la precariedad”.

Pero tenemos que ser tan optimistas como cautos, ya que el Gobierno rebajó las previsiones de crecimiento económico del país al 2,7% para este año y al 2,4% para el próximo, debido a la “desaceleración global”. Se preveía un crecimiento del 3% para este año y del 2,9% para 2017.

Sin embargo, hay más motivos para ser optimistas que su contrario. La economía española mantiene el ritmo de de crecimiento gracias a la fortaleza del consumo de los hogares. El gasto de las familias creció un 3,7% en comparación anual y encadena nueve trimestre seguidos al alza. Este es de los pocos indicadores, junto con una aportación menos negativa del sector exterior, que mejora en el primer trimestre del año, según los datos del INE.

Vivimos un momento histórico. Estamos, sin lugar a dudas, en una buena senda. Ahora solo hace falta que nadie ponga palos en las ruedas, evitando la confrontación política, uniendo fuerzas y estando a la altura para que España vuelva a generar confianza dentro y fuera de nuestras fronteras.

Responder

¡Se el primero en comentar!

Notificar
avatar

wpDiscuz