Coca Cola, General Electric y Under Armour grandes beneficiadas tras Rio 2016

23 agosto, 2016

Tras la finalización de Rio 2016, los patrocinadores oficiales de la competición – como Coca Cola o General Electric-, y  grandes compañías deportivas han visto como la inversión publicitaria ha dado sus frutos y han cosechado grandes beneficios.

Los Juegos Olímpicos disputados en la ciudad carioca ya son historia, tras algo más de dos semanas de competición, y muchas más de preparación, las marcas se disponen a hacer balance de los resultados obtenidos. Se podría considerar que los grandes beneficiados siempre son los patrocinadores oficiales, sin embargo encontramos alguna excepción que ha sabido encontrar en el ‘segundo plano’ el camino de su éxito.

PUBLICIDAD

Coca Cola, uno de los patrocinadores por excelencia de los grandes eventos, ha visto como su estrategia diseñada para Rio 2016 ha tenido un gran rendimiento. En pleno éxtasis olímpico japonés ante la proximidad de Tokyo 2020, la compañía estadounidense ha sabido encandilar al mercado nipón con el lanzamiento de Coke On, la app oficial lanzada por la corporación al público del país asiático y que ha tenido una notable repercusión en la población.

General Electric ha sido otra de las grandes beneficiadas tras los juegos, el grupo mediático ha hecho de Facebook su particular instrumento para llegar a los usuarios de todo el mundo. GE a través de las herramientas de Instagram y Facebook Live ha dado cobertura a grandes eventos de la competición así como destacados reportajes relacionados con el espíritu olímpico. Asimismo, a la gran aceptación que ha tenido esta estrategia hay que añadirle los impresionantes ingresos publicitarios que NBC, la cadena de televisión perteneciente a General Electric que ha dado cobertura a los juegos, le ha proporcionado a la compañía estadounidense incluso antes de que dieran comienzo los J.J.O.O.

Grandes beneficiados pese a no ser patrocinadores oficiales

Y es que en el mismo escalafón encontramos a otras marcas, que pese a no ser patrocinadores oficiales de la competición, han obtenido en Rio 2016 gran cantidad de beneficios. Una de ellas ha sido la marca deportiva Under Armour, que a través de un gran plan estratégico basado en emotivas campañas publicitarias -como es el caso de ‘Rule Yourself’- y de saber llegar a la población brasileña con grandes eventos publicitarios en las calles ha alcanzado una gran cuota de ingresos. No obstante, uno de sus activos más importantes ha sido la sponsorización de Michael Phelps, el nadador estadounidense – y gran estrella de la competición – le ha proporcionado a la marca un aumento de la interacción en redes sociales de más de un 80%.

Otra de las grandes estrellas de los juegos ha sido Simone Biles. La gimnasta estadounidense, gran revelación de Rio 2016 con 4 medallas de oro en su haber, llegó a Brasil con unos ingresos por patrocinio de 2 millones dólares,  una cantidad inferior respecto a otros atletas. Procter & Gamble´s Tide, United Airlines, Hershey´s Core Power y GK Elite Gymnastics fueron las compañías que apostaron por la gimnasta antes de partir a Rio de Janeiro. Sin embargo, los triunfos cosechados por la estadounidense le han disparado como el objetivo número 1 de patrocinio para numerosas marcas.

Responder

¡Se el primero en comentar!

Notificar
avatar

wpDiscuz