¿Y si la industria periodística ha cometido un inmenso error?

19 octubre, 2016

Resumimos este artículo de Jack Shafer, periodista de Politico.comtraducido al español, dado su interés.

¿Qué ocurre casi toda la industria periodística se ha equivocado?

PUBLICIDAD

¿Que pasa si en la ‘loca’ carrera iniciada hace 20 años de reutilizar y extender los contenidos de los periódicos en la Web, los editores cometieron un colosal error que les ha hecho perder cientos de millones? ¿El sector tendría que haber focalizado sus esfuerzos en sus fortalezas -las ediciones impresas, donde residen la gran mayoría de sus lectores y de donde provienen la inmensa mayoría de la publicidad y los ingresos por suscripción; en lugar de la quimera de Internet?

En un paper elaborado por Jack Shafer y por H. Iris Chyi y Ori Tenenboim, de la Universidad de Texas y publicado en Journalism Practice; se concluye la clave para retomar la buena dirección de los periódicos en un futuro podría residir en el pasado, y no en smartphones, tablets o la realidad virtual. Y es que la estrategia de ‘Digital first’ ha sido un error para la mayoría de los periódicos, según afirman los autores.

Los diarios convencionales -aún con todos sus defectos- permanecen como la mejor fuente de información sobre las instituciones que controlan nuestra vida, como son el Gobierno y el sector empresarial.

La prensa impresa sigue publicando gran cantidad de periodismo que podría ser considerado como eficaz y responsable; y que no ha sido reemplazado en su totalidad por los nuevos actores digitales o instituciones no gubernamentales. Asumiendo que los periódicos en papel están agonizando, la sociedad estará renunciando a uno de sus más importantes pilares para preservar la cultura.

Chyi y Tenemboin hicieron un estudio sobre lectores online de los 51 periódicos más influyentes en el país norteamericano (excluyendo a The Times, Wall Street Journal y USA Today). Encontraron funestos resultados. Solo unas pocas de estas publicaciones habían experimentado un aumento destacable en difusión desde 2007, año en el que los portales online comenzaron su punto de maduración. De hecho, más de la mitad han perdido lectores digitales desde hace cinco años hasta ahora.

Como Explica Chyi, es cierto que la prensa impresa está en decadencia. Sin embargo, aún permanece con una significativa cantidad de lectores frente al supuesto y prometedor producto de futuro que es la información online.

Tráfico procedente de otros portales

No obstante, la continua migración de la audiencia a los diarios digitales es evidente. Sin embargo, ambos autores coinciden en que mucho del tráfico a estos portales viene precedido de motores de búsqueda ajenos, como Yahoo, Google News o Msn.com.

En el año 2012, un estudio detalló los porcentajes de cada herramienta de búsqueda en el tráfico a los digitales. Este resaltó que el 26% de los entrevistados usaban a Yahoo como principal fuente de búsqueda; seguido de Google (17%) y de MSN (11%). Por el contrario, únicamente el 5% de los encuestados hacían alusión a la visita directa a The New York Times, el 3% a The Wall Street Journal y el 2% a USA Today y The Washington Post.

En la misma tesitura se sitúa la prensa local. Los citados autores señalan a un estudio realizado en el 2009 en el que se evidenciaba que, a pesar de los reiterados esfuerzos por dominar las áreas regionales, muy pocos digitales alcanzaban la supremacía deseada en estas zonas.

Por otra parte, los resultados financieros de la prensa digital pueden ser calificados como decepcionantes. En el periodo de 2010 a 2014, los ingresos de estos medios únicamente aumentaron de 3.000 millones de dólares a 3.500 millones, una cantidad inferior a lo que se había previsto. Si bien es cierto que en la prensa impresa los ingresos por venta se han reducido en algo más de 6.000 millones de dólares, lo cierto es que este los diarios tradicionales representan todavía el 82% de los ingresos totales.

Explicación al fracaso en el modelo

¿Y por qué sigue fracasando el modelo a pesar de todos los intentos realizados? La respuesta está en la calidad del producto ofrecido. Diversos informes han señalado que un gran porcentaje de la población considera de peor calidad la versión digital que la impresa. Ante esto, los editores tienen que asumir que los tiempos de notable bonanza económica en las ediciones impresas jamás volverán. En el caso de que los diarios quieran potenciar aún más su versión web, deberán probar con nuevos formatos, como las suscripciones, con el objetivo de hacer ver a los clientes que ese producto por el que va a pagar es de calidad.

En contra de esta corriente se ha situado The Washington Post. Esta cabecera, a raíz de la llegada del nuevo propietario, Jeff Bezos, ha superado por primera vez a The New York Times a base de generar gran cantidad de artículos para conseguir el click. Chyi ha asegurado que esta estrategia le garantizará muchas visitas a corto plazo, pero que a medio-largo plazo la marca del diario se verá notablemente afectada. Además, ha añadido que muchos de los visitantes hacen una única visita, por lo que la labor de monetización es sumamente complicada.

Y es que la perdida de audiencia está fuera de control de los propios periódicos. El surgimiento de nuevas plataformas tecnológicas, como Netflix o cualquier servicio de streaming, ha decantado la balanza favorablemente hacía estos modelos. Por ello, la solución radica en saber satisfacer las necesidades de los lectores, y, sobre todo, asumir que la prensa impresa no es historia del pasado.

Responder

¡Se el primero en comentar!

Notificar
avatar

wpDiscuz