Queda desestimada la denuncia que enfrentaba a los trabajadores del Grupo Zeta con sus directivos

10 enero, 2017

Para aproximadamente la mitad de la plantilla del Grupo Zeta el 2017 ha arrancado dando al traste con su principal reclamación. Hace unos meses 600 trabajadores demandaron a la compañía de la familia Asensio argumentando que sus directivos no habían cumplido con el compromiso de rebajar su sueldo un 9%, condición que sí aceptó la plantilla en el documento que fija las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) negociado en 2014.

El proceso judicial se inició el pasado mes de diciembre en la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional y lo que se adivinaba en un principio era un fallo a favor de los trabajadores, según las expectativas del comité. Una sentencia así podría haberle costado a los dueños de Zeta el desembolso de 21 millones de euros en concepto de indemnizaciones.

PUBLICIDAD

No obstante, apenas tres semanas después de la celebración del juicio, la Sala de lo Laboral de la Audiencia Nacional ha desestimado la demanda tras dar por buena la impugnación que presentó la dirección por unos defectos de forma.

En el comunicado que la empresa ha enviado a sus trabajadores se resalta que “en la sentencia de la Audiencia Nacional se acreditan las tesis expuestas por las distintas empresas afectadas, se desestima la demanda y se reconoce la homogeneidad de los esfuerzos realizados tanto por el personal de convenio como por el personal de fuera del mismo“.

Fuentes del comité declaran a DIRCOMFIDENCIAL que los magistrados no han entrado en el fondo de la denuncia

Asimismo, el Grupo Zeta lamenta “profundamente que se haya tenido que dedicar tiempo y recursos por ambas partes a despejar dudas que no atienden al interés general, creando así, a la vez, incertidumbre y poniendo en juego la viabilidad de las distintas compañías demandadas”.

Pero mientras que la empresa da carpetazo al asunto, fuentes del comité declaran a DIRCOMFIDENCIAL que los magistrados no han entrado en el fondo de la denuncia. “La sentencia no da la razón a la dirección de Grupo Zeta en su intento por defender una rebaja del personal fuera de convenio por debajo del 9% acordado, tal como han asumido sus abogados durante el juicio”. Por lo que, aseguran, estudiarán la respuesta judicial a fin de dar nuevos pasos en su reclamación.

Los orígenes de esta disputa se remonta al 2014, cuando la compañía solicitó un nuevo esfuerzo a sus empleados tras la ejecución de un ERE en 2009 que supuso el despido de 500 trabajadores y sucesivas rebajas salariales. Consensuó con los trabajadores recortar sus sueldos un 9% con la condición de que los directivos lo hicieran en la misma medida. Unos meses después de alcanzar el compromiso en el ERTE, la plantilla advirtió que no habían cumplido su promesa, por lo que decidieron reclamar una indemnización.

De acuerdo con la argumentación que proporcionaron los representantes legales de la plantilla en el juicio, la bajada salarial se cumplió “a rajatabla” en su caso y “sobre todos los conceptos retributivos, variables, domingos, nocturnidades, guardias y kilometraje”. En cambio, sostenían que el salario del cuadro de mando, que estaría fuera del convenio, sólo habría bajado un 6,9% en este periodo.

Entre la firma de la negociación y la presentación de la denuncia la editora de Sport e Interviú vivió un tiempo de relativa calma gracias al acuerdo de refinanciación que alcanzó con parte de sus acreedores por 120 millones de euros de deuda y la entrada en su capital de la familia Lara (El Periódico de Cataluña).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *