La intención de Google es abrir nuevos canales de monetización para fomentar el contenido gratuito en las gafas de realidad virtual.