Google permite a los usuarios silenciar los «recordatorios publicitarios»

| 28 ENERO 2018 | ACTUALIZADO: 31 ENERO 2018 9:01

Google ha actualizado sus herramientas de Configuración de Anuncios para dotar a los usuarios de un mayor control sobre los anuncios que desean ver. Así lo ha anunciado la multinacional en una publicación en su blog escrita por el director de producto, datos y transparencia Jon Krafcik.

El proceso por el cual la plataforma ha ido cediendo a sus usuarios control sobre la publicidad ha sido progresivo. En 2009 nacía la Configuración de Anuncios, dos años más tardes salía a la luz Por qué este Anuncio y en 2012 sacaron Silenciar este Anuncio. Ahora han lanzado una reedición de Silenciar este Anuncio, que permitirá silenciar ciertos anuncios vistos en Google, la red o en algunas aplicaciones.

Gracias a la actualización, los internautas podrán librarse de los llamados «recordatorios de anuncios». Estos hacen referencia a cuando se realizar una búsqueda online y después, el producto buscado «persigue» al consumidor a través de la red para incitarle a hacer nuevas compras.

El silenciamiento de estos recordatorios lo podrá poner en marcha el propio usuario, quien decidirá qué anuncios de qué compañías quiere dejar de ver. La publicidad permanecerá oculta 90 días, pero no afecta a toda la web. Sólo son susceptibles de esta función aquellas firmas asociadas con Google, aunque espera ampliarse cada vez más. Además, llegará próximamente a YouTube, el buscador de Google y Gmail.

Silenciar este Anuncio llegará próximamente a YouTube, el buscador de Google y Gmail

Desde que Silenciar este Anuncio saliera a la luz hace cinco años, millones de personas usan la herramienta diariamente, comenta Krafcik. Sólo en 2017 recibieron «5.000 millones de comentarios diciéndonos que los anuncios silenciados no eran relevantes», explicaba. Tras esta petición, utilizaron esos comentarios para eliminar más de un millón de anuncios de su red publicitaria.

La nueva versión de esta función, reconocerá los comentarios que el usuario realice en cualquiera de sus dispositivos, siempre que esté registrado en su cuenta de Google. Con ello, le bastará bloquear la publicidad de una marca en su dispositivo móvil para que quede bloqueada en el ordenador o tableta.

La personalización de los anuncios en la cuenta de los usuarios, podrá activarse o desactivarse en cualquier momento, realizando las modificaciones que estime oportunas. Estas acciones persiguen que «cada usuario tenga una experiencia diferente con los productos», manifestaba Krafcik, y conseguir así una fidelización.