Brujó se convierte así en el primer español que alcanza este puesto de responsabilidad en la consultora de marca global más importante del mundo.