El tráfico de El Periódico de España no remonta tres meses después del cambio de director

| 29 MARZO 2022 | ACTUALIZADO: 30 MARZO 2022 8:44

Prensa Ibérica lanzó El Periódico de España a finales del año pasado -el 12 de octubre-. Nació haciendo mucho ruido, con grandes fichajes, con un potente grupo editorial detrás y con la ambición de ganar influencia en Madrid, donde Prensa Ibérica no tenía presencia específica.

Para su lanzamiento, la editora catalana incluso contrató a una de las mejores agencias de publicidad -McCann-, que se encargó de realizar una campaña para promocionar la nueva cabecera de Prensa Ibérica. Además, sorprendió al mercado sacando una versión impresa, en un contexto en el que el papel está en franco retroceso en los últimos años, tanto desde el punto de vista publicitario como de venta de ejemplares.

La nueva cabecera de Prensa Ibérica ha perdido la mitad de su audiencia media diaria desde el mes de enero.

Cinco meses después del lanzamiento, lo cierto es que esta gran inversión no se está traduciendo en una audiencia relevante. Incluso, su a tráfico está en retroceso. El tráfico del periódico en Internet está cayendo desde el inicio de año, según los datos de GfK (el medidor homologado por la industria), a los que ha tenido acceso este medio.

En enero de este año -el primer mes bajo la medición de GfK-, El Periódico de España registró una audiencia media diaria en su web de 76.425 usuarios. Un mes después, el tráfico bajó hasta los 55.589 individuos. Y en los primeros 15 días de marzo -último dato disponible- ha tocado suelo en los 50.624 lectores.

Estas cifras -además de recoger una tendencia negativa para ser un proyecto nuevo- están muy alejadas de los principales medios españoles. La clasificación por tráfico está liderada por El País, que registró un promedio de 1,7 millones de lectores diarios en febrero.

Aunque la comparativa más adecuada debería ser con el resto de medios nacionales que surgieron al mismo tiempo que El Periódico de España. En este caso, la cabecera de Prensa Ibérica también sale perdiendo. El Debate no ha bajado de los 100.000 usuarios diarios en los dos primeros meses de este año, mientras que The Objective alcanzó los 91.000 lectores el primeros quince días de marzo. Es decir, prácticamente el doble que El Periódico de España.

Tirada de 300 ejemplares

La versión en papel de la cabecera tampoco está teniendo gran alcance. La tirada apenas alcanza los 300 ejemplares y solo está disponible a la venta en los kioskos del centro de Madrid. Hay que tener en cuenta también que todos los artículos que se incluyen en el papel se vuelcan en la edición digital, que no tiene de momento muro de pago. Así pues, el lanzamiento del papel ha sido más bien una acción de marketing, más que una ventana efectiva para aumentar su alcance.

En sus cinco meses de existencia, las turbulencias no han sido ajenas a El Periódico de España. Algunos de los fichajes relevantes -a los que se ofrecían grandes sueldos- ya se han marchado del medio.

Pero el movimiento más relevante fue el cambio de director apenas tres meses después del lanzamiento del medio. Fernando Garea salió del periódico en enero (posteriormente fichó por  El Español) y le sustituyó Gemma Robles, que era hasta ese momento directora adjunta y delegada en Madrid de El Periódico, cabecera también de Prensa Ibérica.