Se pone al frente de un sector con impacto de 12.000 millones de euros y que emplea a 87.000 personas.