En los tres próximos años el 46% del visionado de televisión se hará bajo demanda y sólo el 9% de los espectadores verá el programa emitido en el momento.