Entre 2012 y 2018 Burke trabajó en el Vaticano, primero como asesor senior de comunicación en la Secretaría de Estado y recientemente como portavoz del Papa Francisco