Las empresas han tenido que ir adaptando sus estrategias de marketing y comunicación a la población inmigrante debido al incremento de la misma