Hablamos sobre Filmin, la empresa catalana que ha convertido lo alternativo en una atracción para todos los públicos.