"Los discursos del odio son el enemigo a combatir. La ventaja reside en que poseemos los mimbres para contener su expansión".