El efecto fútbol se desvanece y estabiliza la TV de Telefónica en los 4 millones de usuarios

| 10 MAYO 2019 | ACTUALIZADO: 13 MAYO 2019 8:57

Los efectos comerciales de la guerra del fútbol pierden fuelle medio año después de que Telefónica comprase los derechos de emisión de La Champions y La Liga por más de 1.000 millones de euros. Cifras mareantes que la operadora justificó como apuesta para su crecimiento futuro.

Así, tras cumplir con el objetivo de hacerse con los clientes de Vodafone -que renunció a los paquetes más atractivos del fútbol  para esta temporada-, la televisión de pago de Telefónica ha estabilizado su base en los 4 millones de abonados.

Según los datos remitidos por la compañía a la CNMV, Movistar cerró el mes de marzo con 4,094 millones de clientes, cifra que está prácticamente en línea con la del último trimestre del 2018. De esta forma, desde que adquirió los derechos del fútbol hasta hoy habría ganado 160.000 abonados.

Al margen del negocio televisivo, la compañía ha declarado unos ingresos de 11.979 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 1,7% respecto al mismo periodo del 2018. Caída que explica por el efecto de la depreciación del real brasileño y el peso argentino.

Pese a este descenso, el beneficio de Telefónica se situó en los 926 millones de euros, un 10,6% más. Respecto a la deuda neta, uno de los grandes caballos del grupo se redujo en 693 millones de euros, hasta situarse en 40.381 millones.