Mònica Terribas, en El Matí de Catalunya Ràdio.

Las emisoras de radio nacionales, cada vez más irrelevantes en Cataluña

Desde que el proceso independentista de Cataluña alcanzara su punto de máxima ebullición el pasado 1 de octubre, las emisoras catalanas han disparado su audiencia.

En la última ola del EGM del año pasado (emitida en noviembre), RAC1 -del grupo Godó- pasó de 820.000 oyentes a los 971.000. Es decir, engordó su audiencia en más de 150.000 oyentes. Por su parte, la otra gran emisora regional de la comunidad autónoma -la pública Catalunya Radio- también vio crecer exponencialmente su audiencia, al ganar 135.000 oyentes y llegar a un total de 743.000.

PUBLICIDAD

Hay que recordar que la presentadora estrella de Catalunya Radio es Mònica Terribas, que dirige el programa “El matí”. La periodista ha utilizado los micrófonos de la emisora pública para espolear el procés. No en vano, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil denunció a Terribas a principios de año por solicitar a los oyentes que transmitieran los movimientos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Y en el caso de RAC1, hasta finales del año pasado la emisora de Godó estaba dirigida por Eduard Pujol, que abandonó ese puesto para incorporarse a la candidatura de Junts per Catalunya que encabezó Carles Puigdemont en las pasadas elecciones catalanas.

Al tiempo que las emisoras catalanas aprovechaban el proceso independentista para elevar considerablemente su audiencia, el conjunto de las principales emisoras nacionales generalistas (SER, COPE, Onda Cero y RNE) perdieron casi 40.000 oyentes en la última ola del 2017 del EGM. Entre todas ellas, sumaban una audiencia de 847.000 seguidores, menos que la registrada por RAC1.

Y esta tendencia se ha mantenido en la primera ola del EGM de este año -dada a conocer el pasado miércoles-, aunque de forma mucho menos acusada. Las dos emisoras catalanes han ganado 9.000 oyentes respecto a la anterior ola, gracias al desempeño de RAC1, que ha sumado 10.000 oyentes.

Por contra, las cuatro emisoras nacionales han perdido en su conjunto 7.000 oyentes. Destaca el descalabro de la COPE, que ha perdido 39.000 oyentes en Cataluña en los últimos cuatro meses, según el EGM.

La inmensa mayoría de la audiencia que escucha las emisoras nacionales en Cataluña reside en Barcelona. En la caso de la SER, es el 77%; en el de la COPE, el 76%; en el de Onda Cero, el 77%; y en el de RNE, el 74%. Hay casos llamativos, como que en la provincia de Girona, donde Onda Cero solo tiene 3.000 oyentes, pese a que a nivel nacional supera los 2 millones.

Poco tiene que ver esta situación con la de 2004, últimos datos disponibles del EGM en Cataluña. En ese año, Catalunya Radio tenía 550.000 oyentes, casi 200.000 menos que ahora; y RAC1 solo acreditaba 141.000, seis veces menos que ahora.

Hace catorce años, la SER era la segunda cadena en audiencia de Cataluña, con 493.000 oyentes diarios. Es decir, ha perdido 100.000 seguidores por el camino. En su caso, Onda Cero registraba 207.000 oyentes, 50.000 más que los datos actuales.

Te puede interesar...