Spotify busca hueco en un mercado anual de 70.000 M$ con su expansión a los audiolibros

| 13 JUNIO 2022 | ACTUALIZADO: 14 JUNIO 2022 7:49

La plataforma que revolucionó el consumo de la música a través de streaming e impulsó los podcast más allá de sus nichos tradicionales también quiere ampliar su negocio hacia los audiolibros. Spotify ha presentado en su día del inversor su apuesta por capturar parte de ese mercado, que su consejero delegado Daniel Ek estima que llegará a alcanzar unos 70.000 millones de dólares. En la actualidad lo sitúa en torno los 10.000 millones.

El primer paso de esa estrategia es la adquisición de Findaway, anunciada a finales del año pasado y todavía en proceso de revisión por parte del área antimonopolio del Departamento de Justicia de EEUU. Spotify cuenta con que esa plataforma tenga un impacto similar al que Anchor ha supuesto en su negocio de podcastya que sobre ese servicio se genera el 75% de los cuatro millones de programas que acoge la plataforma.

La compañía sueca ve en ese segmento una oportunidad para aumentar la facturación mediante modelos diferentes en los que puedan convivir suscripciones, ingresos publicitarios o compras.

En el nuevo frente de los audiolibros los rivales de la compañía sueca son los ya conocidos en los segmentos de música y podcast. Amazon ofrece el acceso a obras mediante la suscripción de Audible de hasta 14,95 dólares y Apple tiene a la venta libros en ese formato que pueden rondar los 15 dólares, al igual que Google. Spotify no ha revelado demasiados detalles de su modelo, pero sí se sabe que la idea es aplicar un esquema freemium por el que algunos de esos títulos serían de acceso gratuito, probablemente monetizadas vía publicidad, y otras estarían eventualmente sujetas al pago de una suscripción por acceso o un abono por compra. Eso podría ser relevante en un mercado en el que los precios siguen siendo elevados, a menudo al nivel de la obra física.

Ek explicó durante la presentación del proyecto a los accionistas que el mercado general de los libros ronda los 140.000 millones de dólares en todo el mundo y los audiolibros apenas componen el 6-7% de él, pero en algunos lugares la cuota ya roza el 50%. Desde octubre del año pasado Nir Zicherman es el ejecutivo encargado de lanzar a la compañía sueca en ese segmento y trabaja sobre las posibilidades que ofrece una base de usuarios que al final del primer trimestre alcanzaba los 422 millones.

Spotify prevé que esa cifra supere en 2030 los 1.000 millones, pero el crecimiento asociado ya no es la métrica interna clave para determinar la salud de su negocio. Ahora está pasando al valor de vida del usuario (LTV) como medidor clave, algo muy relacionado con la capacidad de generar ingresos sobre cada uno de ellos según su consumo de música, podcast y ahora también audiolibros. O lo que es lo mismo, según la combinación de pago de suscripción por consumo, posible compra de contenido y exposición a publicidad que pueda darse en cada caso. En ese agregado la empresa ve los 100.000 millones de dólares de facturación que espera conseguir en la próxima década.