Los responsables de Jot Down confían en alcanzar la barrera de los 2.000 socios y cerrar un nuevo acuerdo editorial antes de final de año.