Piqué, junto con Ibai Llanos, uno de los streamers más grandes de España, han sido dos de los grandes impulsores de un movimiento en el que los deportistas abren canales de Twitch.