Está previsto que la transacción se cierre durante el primer trimestre de 2018, abriendo vías de solución a las urgencias financieras de Time Inc