Artículo de opinión de Aurora García, directora de Reputación en Omnicom PR Group