Estas organizaciones han tenido acceso a un nuevo artículo que pretenden introducir en la Ley Orgánica de Protección de Datos en el que se amplía el derecho de rectificación, abriendo la puerta a la censura de contenidos en medios digitales