Google eliminó 100 anuncios por segundo en 2017

| 16 MARZO 2018 | ACTUALIZADO: 16 MARZO 2018 11:45

Google continúa con su plan para conseguir un ecosistema publicitario transparente y efectivo para los anunciantes, libre de cualquier tipo de fraude. Por ello, ha eliminado más de 3.200 millones de anuncios que infringían sus políticas publicitarias tan solo en 2017. Estas y otras medidas tomadas se han hecho públicas en un comunicado oficial difundo por la propia compañía.

El gigante tecnológico lo ha dejado claro: Internet debe ser un lugar seguro para anunciantes y compradores. En aras de conseguir este gran reto, el pasado año usaron «una combinación de políticas, tecnologías y personal para eliminar más personas malintencionadas de nuestro ecosistema publicitario que nunca, y a una mayor velocidad», según podía leerse en el informe.

Si en 2016 retiraron más de 1.700 anuncios infractores, duplicando la cifra de 2015, en 2017 se han alcanzado cifras récord con más de 3.200 millones de piezas publicitarias eliminadas de la plataforma. O lo que es lo mismo, 100 anuncios malintencionados menos por segundo. Hacerlo a esta velocidad, les permite atacar a estafas o malvertising antes de que sus acciones perjudiquen a los usuarios.

La experiencia del consumidor ha sido mejorada gracias a otros recortes y bloqueos en anuncios y anunciantes fraudulentos. Se eliminaron unos 400.000 sitios web inseguros, 66 millones de anuncios engañosos que simplemente buscaban el click fácil y otros 48.000 millones que procedían a instalar cualquier tipo de software no deseado en el dispositivo del usuario.

Del total de 11.000 sitios web potencialmente engañosos, bloquearon 650 y eliminaron 90

Además, están mirando con lupa las actividades de los publicistas en su herramienta AdSense, en la que permitirán ubicar anuncios automáticamente. En dicha evaluación, se han percatado de que existe una práctica habitual por la que se hace «dinero con contenidos bajo una falsa representación», esto es, presentarse como medio de una ciudad teniendo la ubicación real en otra. Del total de 11.000 sitios web potencialmente adheridos a esta metodología, bloquearon 650 y eliminaron 90.

El anunciante cobra un papel esencial en este proyecto de Google, ya que se busca un ecosistema limpio en el que ofrecer sus productos sin ningún tipo de peligro. Las políticas del buscador han sido el filtro utilizado para quitar más de 320.000 editoras y hasta un total de 2 millones de anuncios de URL mensualmente, así como 8.700 páginas que no se adecuaban a las pautas establecidas. Con todo esto, se ha conseguido «minimizando el impacto en editoras legítimas».

La normativa creció en 2017 y también lo hará en el año actual. Entre las políticas planteadas destacan la regulación sobre «productos financieros no regulados o especulativos, las opciones binarias, las criptomonedas, los mercados de divisas y los contratos por diferencia (CFD)». Por el momento, ya está en funcionamiento la nueva función de Chrome, por la que puede bloquear anuncios molestos.