Philippe Krakowsky.

IPG anuncia que el sucesor de Michael Roth en 2021 será Philippe Krakowsky

| 21 OCTUBRE 2020 | ACTUALIZADO: 23 OCTUBRE 2020 9:11

Interpublic (IPG) ha designado a Philippe Krakowsky como sucesor de su histórico CEO y presidente Michael I. Roth. El cambio en la cúpula directiva se hará oficial el próximo 1 de enero del año que viene.

Michael I. Roth, que permanecerá en la compañía en calidad de presidente ejecutivo, ha estado al frente de IPG desde el año 2004, cuando fue nombrado presidente y co-CEO. Un año después ya fue nombrado CEO en solitario.

Su sucesor -Philippe Krakowsky- es actualmente el presidente de IPG Mediabrands, el grupo que aglutina a las agencias de medios de la compañía, como son UM o Initiative. Cargo que compagina con el de vicepresidente ejecutivo y director de operaciones de IPG. Es, por tanto, el sucesor natural de Roth, con el que ha trabajado durante los últimos 18 años.

Krakowsky, de 58 años, lleva trabajando en IPG casi dos décadas. En esta larga trayectoria, ha sido anteriormente CEO de Mediabrands, unidad en la que trabajan más de 10.000 empleados en todo el mundo y lideró la agencia FCB en 2013 de forma interina. Fue también el ‘arquitecto’ de la compra de Acxiom por 2.300 millones de dólares hace dos años. Antes de aterrizar en IPG, trabajó en agencias como Young & Rubicam y BBDO. Nacido en México, en sus inicios laborales fue uno de los fundadores de una compañía de inteligencia artificial que posteriormente vendió a Apple.

El próximo primer directivo de la compañía sucede a un directivo histórico de la compañía. Roth corrigió el rumbo financiero de IPG cuando llegó a liderarla y ha impulsado la colaboración entre sus múltiples agencias. En los últimos cinco años, el holding publicitario norteamericano ha crecido a un ritmo superior al que lo ha hecho el mercado.

Descenso del 3,7% en el tercer trimestre

Al tiempo que IPG ha anunciado la sucesión de su primer ejecutivo, el grupo publicitario ha desvelado sus resultados económicos del tercer trimestre. En ese periodo, la compañía ha registrado un decrecimiento orgánico del 3,7% en sus ingresos netos, que han sido de 1.950 millones de dólares. En un desempeño mejor que el de holdings de su competencia, como son Publicis (-5%) y Havas (-10%). En los nueve primeros meses de este año, IPG ha tenido unos ingresos netos de 5.780 millones de dólares, un 4,5% menos.

Desde que comenzó la pandemia, IPG puso en marcha un plan de ajuste de gastos. Esto se ha traducido en una reducción de la masa salarial del 3,3% hasta septiembre. En total, los costes de la reestructuración de la compañía han ascendido a 160 millones de dólares en los nueve primeros meses.