Equipo directivo de Y&R en España, acompañado del presidente de Y&R Europa, Andrew Dimitriou (centro).

Y&R unifica su marca en España y elimina los ‘apellidos’ Tapsa y Vinizius

| 16 ENERO 2017

La integración y sinergias entre agencias de un mismo grupo está siendo la tendencia que el sector publicitario está siguiendo en los últimos meses. Esta línea la han tomado desde el grupo Publicis, hasta Havas, pasando por IPG y WPP.

En gran parte de los casos, esta estrategia esta tomada por el interés de los clientes (anunciantes) en simplificar la gestión con sus proveedores publicitarios.

La última red de agencias en anunciar la integración de sus marcas en una sola ha sido Young & Rubicam (Y&R), que esta mañana ha presentado en el Museo ABC de Madrid su remozada arquitectura de marca.

A partir de ahora, Y&R -con sus respectivas oficinas en Madrid y Barcelona- será la única marca con la que la agencia opere en España, además de con la firma especializada en shopper marketing Labstore Y&R.

Para presentar estas novedades, ha estado en Madrid el presidente de Y&R Europa, Andrew Dimitriou, que ha apuntado que “vivimos un período muy interesante», ya que «estamos creando una potente red a nivel global, capaz de ofrecer el mejor servicio a nivel local».

La nueva arquitectura de marca no supone un cambio en el personal directivo en nuestro país, pues Rafael Esteve permanecerá como presidente de Y&R España y consejero delegado de la oficina de Barcelona; y Nieves Durán, por su parte, será la directora general de la sede madrileña.

De este modo, desaparecen los ‘apellidos’ históricos de Tapsa, con la que se conocía la agencia en Madrid; y Vinizius en el caso de Barcelona.

Rafael Esteve ha sido el impulsor de esta integración de marca en España, estrategia en la que lleva trabajando más de un año.

Tapsa fue fundada en 1981 por Fernando Ocaña, publicitario que logró hacer de esta agencia la más laureada en el panorama español durante varios años al poco tiempo de nacer, con campañas míticas como la de «Curro se va al Caribe«. En 2013, se anunció su fusión con Y&R y la llegada a la presidencia de Rafael Esteve. En el caso de Vinizius, la marca data de 1987 y adoptó el nombre anterior de Vinizius Young & Rubicam en 1991.

Como se ha mencionado, este cambio de denominación va más allá de lo puramente cosmético y también significará nuevas sinergias entre las oficinas de Y&R en Madrid y Barcelona. Aunque, eso sí, esto no es óbice para que ambas sedes puedan competir entre sí en eventuales concursos publicitarios organizados por los anunciantes, según ha confirmado esta mañana Esteve ante los medios de comunicación.

“Cultural Capital”

Este cambio de denominación forma parte de una estrategia global de Y&R, denominada “Cultural Capital”, por la que ya han pasado las sedes de Londres y Zurich.

Esta nueva filosofía trata de ofrecer a los clientes de la red de agencias «un enfoque global que propone impulsar el crecimiento de las marcas conectándolas con la cultura popular«, según expresa la compañía en un comunicado.

Sobre ello, Esteve ha comentado que  «la potencia de nuestra red, sumada al conocimiento profundo que cada oficina tiene de su mercado y de su consumidor, es lo que nos permitirá crear marcas que se signifiquen como parte de la cultura popular de forma efectiva».

Esta nueva estrategia se ha dado a conocer públicamente apenas tres meses después de que Y&R fichara un nuevo presidente a nivel globalDavid Patton-, que procedía de Grey, otra de las agencias creativas más destacadas de WPP, donde ejercía hasta octubre como presidente y consejero delegado de la firma en la región de Europa, Oriente Medio y África