Apple abre vacantes para casi duplicar la plantilla de su negocio publicitario

| 7 SEPTIEMBRE 2022 | ACTUALIZADO: 8 SEPTIEMBRE 2022 8:37

Los en torno a 250 trabajadores que actualmente trabajan en la plataforma de anuncios de Apple próximamente podrían convertirse en cerca de 500. Eso es lo que dan a entender los 216 roles para los que está buscando candidatos en su web, según el cruce de datos realizado por Financial TimesEsta última cifra supone casi cuatro veces más que los 56 que quería cubrir en 2020 y la tendencia al alza coincide en el tiempo con el impacto en el negocio publicitario de redes sociales como Facebook y Snapchat de las restricciones de privacidad que el gigante tecnológico introdujo en iOS hace varios meses.

Hasta la fecha Apple no ha detallado en sus resultados la facturación que obtiene por anuncios, que está subsumida en la categoría Servicios junto con lo que ingresa por suscripciones, la tienda de aplicaciones y otros conceptos, pero es mencionada de forma recurrente como un capítulo contable al alza por sus directivos. La firma de investigación de mercados Evercore ISL estima que ese negocio ha pasado de aportar apenas unos cientos de millones de dólares a finales de la década pasada hasta sumar en torno a los 5.000 millones que proyecta para este ejercicio. Su previsión es que en apenas cuatro años esa vía de ingresos pase a inyectar hasta 30.000 millones a las cuentas de la compañía.

La cifra de trabajadores en ese área podría aumentar hasta casi 500 efectivos próximamente, según las vacantes publicadas en su web.

Parte de ese incremento se deberá a la expansión del inventario vendible, ya que en dos años Apple ha duplicado el espacio disponible para que los desarrolladores compren anuncios para sus aplicaciones en la App Store. Y todo parece indicar que la tendencia seguirá al alza en los próximos tiempos, lo que a su vez contradice en parte el discurso que su consejero delegado Tim Cook mantenía hace algunos años contra la monetización publicitaria de sus usuarios.

La situación de Apple es similar a la de Google en la medida en que sus cambios orientados a favorecer la privacidad de sus usuarios frente a la publicidad segmentada generan condiciones más ventajosas para sus propios negocios publicitarios. Esa es una cuestión delicada para los reguladores, que ya está bajo investigación en Reino Unido y en el caso del fabricante de los iPhone también ha tenido respuesta en forma de demanda antimonopolio en Alemania. Pero el escenario que puede determinar el futuro de estas prácticas es EEUU, donde el Departamento de Justicia lleva investigando a Apple desde 2019 por alegaciones de abuso de mercado en un espectro cada vez más amplio.