The Economist contradice a Martin Sorrell: «El modelo gratuito es la única vía posible»

| 30 OCTUBRE 2015 | ACTUALIZADO: 23 MARZO 2017 19:44

La crisis del mundo editorial producida por la bajada de la publicidad y el surgimiento de los sistemas Ad block está provocando que se abra un debate sobre cuál debe ser la forma en la que los medios se financien.

Hace unos días Martin Sorrell, CEO de WPP, abogaba por la inclusión de los muros de pago como medida estrella para asegurar el futuro de los medios. Además, esta política debía añadirse a los ingresos conseguidos a través la publicidad, lo que implementa un sistema mixto de negocio, que abarca las dos manera de obtener rédito económico, las suscripciones y la publicidad.

Es cierto, que para algunos medios como el The New York Times la implantación del muro de pago está funcionando bien, pero hay otros muchos diarios en los que este sistema no ha sido productivo y lo han tenido que abandonar.

El último medio en sumarse al debate ha sido The Economist, que a través de su vicepresidenta de producción y soluciones digitales, Robin Raven, se ha posicionado en contra de la postura defendida por Sorrell. “En mi opinión, el modelo gratuito es la única vía posible. Estoy en total desacuerdo con los muros de pago cerrados, pienso que es un tremendo error. Necesitas poder presentar tu contenido y que la gente sea capaz de acceder a él” declaró Raven en el Monetising Media de Londres.

Es cierto que si los lectores no son capaces de acceder al contenido, es difícil generar nuevos lectores que a su vez sean potenciales suscriptores. Alguna de las cabeceras más importantes, como el NYT, tienen unos modelos mixtos, que permiten el acceso a un número concreto de artículos durante un período delimitado de tiempo. Mediante este sistema se ofrece la posibilidad al lector de disfrutar de los contenidos, de forma limitada, además de despertar su curiosidad. “Lo que estamos intentado hacer es construir un hábito de consumo de nuestros productos” declaró Raven al respecto.

Según la directiva de The Economist, lo que se debe hacer es permitir a la audiencia que descubra el valor y la calidad del producto que se le ofrece, y mediante los muros de pago cerrados esta opción es totalmente inviable.

Alternativas al muro de pago

La revista británica presenta una alternativa, que si bien no es accesible a todos los medios, sí lo es para algunos: la creación de aplicaciones de noticias para los dispositivos móviles. Durante el evento de Londres, analizó su exitosa aplicación denominada Espresso, que permite acceder a unas determinadas informaciones de forma gratuita y que, de momento, ha alcanzado ya las 860.000 descargas.

Raven afirma que este modelo no es adaptable a todos los medios, ya que las aplicaciones de noticias no son la panacea, son un elemento más para atraer a los lectores y finalmente conseguir que se suscriban. Para los pequeños medios que no tiene una gran audiencia y no son muy buscados, este modelo no funciona.

“Para nosotros, casi todas nuestras aplicaciones son un medio para que los usuarios se suscriban. De hecho, todo en The Economist está enfocado a la obtención de suscriptores”. Por el momento, los resultados de la utilización de la aplicación como herramienta de marketing son positivos, pues atraen nuevos usuarios cada día.

Cuestionada sobre la situación del sector de la información Raven contestó: “pienso que es un momento excitante. Cada vez es más sencillo llegar a una audiencia que es más grande de lo que nunca pude imaginar 15 años atrás. Si te centras en la calidad del producto las oportunidades están ahí para todos”.