The Independent ultima el cierre de su año fiscal más rentable desde que descartó la edición impresa

| 1 DICIEMBRE 2021 | ACTUALIZADO: 1 DICIEMBRE 2021 8:14

El 26 de marzo de 2016 se vendió el último ejemplar en papel de The Independent, que pasó a ser un diario exclusivamente online. Menos de seis meses después, cerró su año fiscal declarando beneficios por primera vez en más de dos décadas gracias a un incremento del 75% en ingresos digitales. Desde entonces solo ha registrado números positivos, pero el ejercicio que concluyó en septiembre puede ser histórico dentro de la tendencia porque se estima que ha duplicado el beneficio antes de impuestos de 2020, hasta alcanzar los 5,4 millones de libras.

Eso es lo que avanza Press Gazettea falta de que las cuentas del diario británico sean auditadas y publicadas en las próximas semanas. La cifra mejoraría sustancialmente el dato del año fiscal 2016/2017, que con 3,3 millones de libras era hasta la fecha su techo de rentabilidad en esta nueva etapa.

El diario británico ha culminado su quinto ejercicio completo como digital con las mejores perspectivas económicas de toda esta etapa.

A cierre de ejercicio The Independent tenía 121 periodistas en Reino Unido y otros 25 en EEUU, pero ambas cifras se verán reforzadas por nuevos profesionales como parte de un ambicioso plan de expansión. La apuesta estadounidense en concreto se justifica por un consumo relevante de su información internacional, especialmente la referida a Oriente Medio y Europa del Este, según cuenta el consejero delegado Zach Leonard. Esos contenidos ayudan a atraer a un público ligeramente más joven que el que consume The Independent habitualmente en Reino Unido, y además con mayores niveles de educación e ingresos, con lo que resulta más atractivo para los anunciantes.

Estos últimos aportan actualmente en torno al 60% de la facturación total del periódico en alrededor de media docena de modalidades diferentes. Entre ellas la del contenido patrocinado, un área en el que ha incrementado esfuerzos con la expansión del equipo que se ocupa de ello mientras otros rivales han rebajado recursos.

Otro 25% procede de la venta de contenidos, que incluye suscripciones digitales, licencia o sindicación de publicaciones a diversas plataformas. De entre ellas Leonard destaca la relación con Google, Facebook y Apple como “simbiótica y muy importante” en el contexto de las negociaciones con las dos primeras de cara al pago por contenidos. Y el 15% restante se corresponde con fuentes de ingresos en desarrollo en base a nuevos productos y servicios, como los prestados a otros editores en torno a venta publicitaria, datos y soporte tecnológico.

Las suscripciones y donaciones todavía no alcanzan los dos dígitos en su contribución a la facturación total pero no es una prioridad clave para The Independent, que está más centrado en conseguir registros y datos consolidados a partir de ellos para mejorar su explotación publicitaria estimulando el consumo.