Las relaciones entre Mediaset y El Economista están completamente rotas. Ambas compañías rompieron sus relaciones comerciales en abril de 2015