Elon Musk.Elon Musk.

Elon Musk reconoce internamente que Twitter ya vale menos de la mitad de lo que pagó por ella

| 27 MARZO 2023 | ACTUALIZADO: 27 MARZO 2023 16:57

En octubre del año pasado Elon Musk tuvo que hacer frente a su compromiso previo de pagar 44.000 millones de dólares por Twitter, lo que suponía un sobreprecio importante respecto al valor de sus acciones en ese momento. Cinco meses después, la tasación de la plataforma en esta nueva etapa que ha trascendido no llega ni a la mitad de ese dinero. Los 20.000 millones en los que Musk valora en estos momentos la compañía figuran en un comunicado interno enviado a trabajadores sobre el que han informado medios como The New York Times y Platformer, en el contexto del nuevo programa de compensación en acciones.

La comunicación enviada a empleados en el contexto del nuevo plan de compensación con acciones tasa la compañía en unos 20.000 millones de dólares.

En ese mismo documento el magnate describe la empresa como una “startup inversa” y apunta que la situación financiera de Twitter sigue siendo precaria, hasta el punto de que no hace mucho habría estado a apenas cuatro meses de quedarse sin dinero para operar. De ahí que fueran necesarios los “cambios radicales” que ha estado ejecutando, desde despidos masivos hasta reducción agresiva de costes que entre otras cosas ha conllevado demandas por impago de alquiler e inestabilidad en la plataforma.

Todo ello potenciado además por una fuga de usuarios y una caída de facturación por cese de planificación publicitaria que fue concretada en un 40% en una reunión reciente con accionistas. La apuesta de Musk por reemplazar eventualmente esos ingresos comerciales por los obtenidos mediante suscripción está de momento lejos de ser relevante.

Ese escenario estaba creando la percepción de empresa devaluada, pero la primera pista real al respecto la había aportado en enero el fondo inversor Fidelity al reducir en un 56% el valor de su participación en ella. El porcentaje de ese recálculo a la baja es prácticamente el mismo de la reducción general que se desprende de la nueva tasación, que por ejemplo sitúa a Twitter ligeramente por encima de los algo más de 18.000 millones de dólares que compone la actual cotización de Snap. Pese a todo, Musk indica en la citada comunicación que confía en que la compañía llegue a valer en algún momento hasta 250.000 millones.