La llegada de Josep Pedrerol a Atresmedia levantó muchas expectativas tras el gran revuelo que despertó su fulminante despido de Intereconomía un mes antes