PUBLICIDAD
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, ante el Congreso de Estados Unidos.

Facebook conocía el efecto divisivo de sus sistemas ya en 2018 y renunció a hacer nada para remediarlo

| 28 MAYO 2020