Amazon

Amazon ficha a un ejecutivo de Disney para liderar la explotación comercial de Prime Video

| 8 ENERO 2024 | ACTUALIZADO: 9 ENERO 2024 9:08

Jeremy Helfland, hasta el mes de diciembre vicepresidente de publicidad y datos de plataformas de streaming de Disney, será quien lidere el negocio comercial de Prime Video. Se incorpora a su puesto unas semanas antes de que el servicio de Amazon empiece a mostrar anuncios en EEUU, como prolegómeno a la expansión en algunos mercados más a lo largo de 2024. Viene de combinar su anterior rol durante tres años y medio con el desarrollo publicitario concreto de Hulu, siempre al frente de la estrategia, producto, ingeniería, operaciones y acuerdos vinculados a ese negocio.

Su salida del gigante del entretenimiento coincide en el tiempo con el acuerdo entre Disney y Comcast para que la primera se haga con toda la propiedad de Hulu, cuya exitosa monetización comercial servirá de base para la integración con Disney+ en una nueva aplicación. En esa plataforma Helfland gestionó la introducción de nuevos formatos publicitarios, como los anuncios que aparecen cuando el usuario pausa la reproducción del contenido que está viendo.

En Prime Video se encontrará una explotación ya inicipiente gracias a la venta de inventario relacionado con la emisión de partidos de la liga nacional de fútbol americano (NFL), si bien la ejecutiva que gestionó la entrada de la plataforma en ese ámbito dejará próximamente la empresa. Marie Donoghue se había incorporado en 2018 tras 18 años en ESPN para supervisar la estrategia del servicio en compra de derechos deportivos, pero su papel había quedado disminuido desde 2022 con la promoción de Jay Marine como responsable global de deportes de Prime Video.

Además Helfland hereda un plan en marcha para vincular los anuncios con acciones de compra en la tienda de Amazon y también un acuerdo con IPG Mediabrands, con expectativas optimistas que alcanzan los 7.000 millones de dólares adicionales cada año, según el consenso de hasta tres firmas de inversión. Un analista de Bank of América rebaja esas expectativas a entre 3.000 y 5.000 millones en función de la aceptación de la suscripción para no ver publicidad, que costará 2,99 dólares en EEUU, y sobre un escenario de 150 millones de suscriptores en el que el 70% prefiera no pagar por ello.

Además Prime Video incorporará nuevos clientes de forma sostenida en los próximos años hasta el punto de acercarse a Netflix en cifras absolutas. Eso es lo que prevé la compañía de inteligencia de negocio Digital TV Research, que estima que para 2029 tendrá 269 millones de suscriptores por los 298 del principal actor del sector.