Amazon

Amazon cerró 2023 con un 27% más de ingresos publicitarios

| 2 FEBRERO 2024 | ACTUALIZADO: 6 FEBRERO 2024 8:42

El peso creciente de la publicidad en las cuentas de Amazon se sustanció en 14.600 millones de dólares y una mejora de casi el 27% frente al año anterior en el último trimestre de 2023, lo que da continuidad a la tendencia positiva del anterior.

Las cuentas recién presentadas de la compañía reflejan que ese negocio ya ronda el 10% de la facturación total, que fue de 170.000 millones y derivó en beneficios de 10.600, a la espera de que la recién lanzada planificación general en Prime Video en EEUU empiece a reflejarse en esa partida en próximos periodos.

Para potenciarlo la compañía anunció en ese mismo evento la introducción de una herramienta de inteligencia artificial generativa, oferta de patrocinio para espacios y “más de 15 nuevas capacidades publicitarias, incluyendo analítica de audiencia mejorada y planificación avanzada de campañas, además de controles de planificación, activación y optimización para ayudar a los anunciantes”. Y el director financiero Brian Olsavsky señaló que Amazon trabaja en formas de incrementar la facturación publicitaria en sus servicios de streaming sin que eso suponga densidad de anuncios similar a la que ofrece actualmente la televisión tradicional y otras prácticas habituales.

En ese proceso el consejero delegado Andy Jassy habló de que la llegada de los anuncios refuerza la “convicción creciente de que Prime Video puede ser un negocio grande y rentable por sí mismo”, lo que permitiría mantener y mejorar su inversión en contenido a lo largo del tiempo. Amazon ha ejecutado recientemente despidos en esa división y en otras vinculadas a su negocio de streaming, especialmente Twitch, cuya viabilidad lleva años en debate interno y en la que se siguen acumulando incentivos para que los creadores hagan mayor uso de la publicidad. El último de ellos es el anuncio de la reducción de lo que obtienen por las suscripciones que los usuarios pueden regalarles gratuitamente si están suscritos al programa Prime.

Ese negocio ya ronda el 10% de la facturación total de la compañía y se verá reforzado con la entrada de los anuncios en Prime Video en EEUU.

El impacto de la llegada de la publicidad a Prime Video podría empezar a notarse en la próxima entrega de resultados, pero lo que de momento se sabe es que la plataforma está echando mano de incentivos para atraerse a planificadores que ya habían asignado la mayor parte de su presupuesto para el soporte audiovisual. Su estrategia de CPMs más reducidos que Netflix y tres planes de precios se pone a prueba entre las ventanas de planificación general que suponen los upfronts televisivos, cuya siguiente ronda arranca en marzo y se prolongará hasta mayo. De ahí que sea previsible que hasta la segunda parte del año no haya datos más o menos reveladores sobre la aceptación por parte de los anunciantes.