La mayoría de españoles rechaza la vuelta de la publicidad a RTVE para evitar presiones

| 13 JUNIO 2023 | ACTUALIZADO: 14 JUNIO 2023 9:07

Los españoles quieren mantener una radiotelevisión pública sin publicidad para evitar presiones comerciales o económicas. Así lo indica La Gran Consulta, iniciativa que puso en marcha la Corporación hace dos años, bajo la presidencia de José Manuel Pérez Tornero, para examinar los gustos y expectativas de los ciudadanos en torno a RTVE, a cuyos resultados íntegros ha tenido acceso este medio.

El estudio, que ha recogido la opinión de casi 140.000 participantes, señala que el 68,8% manifiesta estar de acuerdo en que “RTVE no disponga de financiación publicitaria y esto le permita a la Corporación resistir mejor las eventuales presiones comerciales y económicas”.

La radiotelevisión pública dejó de emitir publicidad en 2010 para promover la “estabilidad financiera de los medios públicos y el equilibrio del sector en su conjunto”, según defendió la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Trece años después y con una nueva Ley General de Comunicación Audiovisual sobre la mesa —Ley 13/2022— que ha contemplado cambios en el modelo de financiación de la Corporación, la propuesta sobre la vuelta de la publicidad, pese a resonar puntualmente y ser defendida por la Asociación Española de Anunciantes, no satisfaría a los ciudadanos, según el estudio.

Más de la mitad de los ciudadanos se opone a que RTVE compre derechos para las retransmisiones de grandes eventos deportivos.

La Gran Consulta, orquestada por directora de Comunicación y Participación de la Corporación, María Eizaguirre, también abrió la veda a otro jugoso activo en su modelo de financiación: la compra de derechos de emisiones deportivas, que cuenta con un notable número de detractores. Más de la mitad de los participantes (el 51,5%) se opone a que la Corporación compre derechos para las retransmisiones de los grandes eventos.

El estudio también señala que 9 de cada 10 españoles (el 87%) cree que RTVE “debería rendir cuentas, pero sin subordinación al Gobierno ni a ningún partido político” y más de un tercio se opone a dar prioridad a los representantes de los partidos políticos en los debates.

 

Canales y contenidos preferidos

Los ciudadanos esperan que la Corporación garantice una fuerte apuesta por los informativos. Este género debe ser priorizado para el 92,5% de los participantes, seguido de los documentales (87,6%), contenidos culturales (86,4%), educativos (80,8%) cine español y europeo (77,1%).

Los contenidos que despiertan menor interés, según la consulta, son los realities (9,6%), los programas del corazón (7,9%) y, en último lugar, las tertulias sobre famosos (7,13%).

El orden de canales más consumidos según la consulta va en línea con los datos de audiencia de Kantar publicados mensualmente por Barlovento Comunicación, con La 1 a la cabeza (51,33%), seguido de La 2 (40%), Canal 24h (21%), Teledeporte (12%) y Clan (7,5%).

Sin embargo, la situación cambia en radio, donde no hay una concordancia entre las respuestas espontáneas y los datos del Estudio General de Medios (EGM). En este plano, los participantes de La Gran Consulta admiten que la emisora preferida es Radio 3 (con un 18,2%), por encima de Radio 1 (15,07%) y seguido de Radio 5 (12,85%).

Por otro lado, el canal digital de contenido joven Playz —gran apuesta de la dirección para captar a nuevos públicos— tiene un consumo significativamente bajo (8,3%), según una consulta en la que los participantes de entre 16 y 24 años han significado un 10%.

La gran mayoría de ciudadanos (el 78,5%) se opone a consentir la agresividad verbal en las cadenas de RTVE. Sin embargo, un 4,5% prefiere consumir una radiotelevisión pública que sí la ofreciera.

Por otro lado, RTVE está obligada a garantizar el uso de las lenguas cooficiales en informativos y programas. La mitad de los españoles (el 50%), apoya este deber, frente a un 21,9% que se opone. Sobre la descentralización de la producción, la mitad está de acuerdo (52,74 %) y un 15,21 % la rechaza.

Cultura y deportes

La Gran Consulta también abarca encuestas temáticas sobre música, deporte y cine bajo el eslogan “el/la que quieres”. Del primero se desprende que casi la mitad (el 46,3%) echa en falta más emisiones de conciertos y festivales; uno de cada cinco (el 21,1%), que faltan programas de actualidad musical y  un 14,5%, que la oferta musical actual ya es suficiente.

En Deportes, uno de cada dos participantes (44,8 %) considera que el tiempo destinado a esa información en los Telediarios es suficiente y equilibrado respecto al resto de informaciones, mientras que casi un tercio (31,4 %) cree que se le dedica mucho tiempo al fútbol.

Equipo de Deportes RTVE.

Cuando se pregunta si consideran que los comentaristas deportivos de RTVE se muestran imparciales, se registra un empate entre quienes están a favor (28%) y entre quienes piensan que a menudo se muestran favorables a determinados clubes (27,5%).

Respecto a la consulta sobre cine —que ha contado con la opinión de representantes de la industria—, el estudio señala que para la mitad de los participantes (50%) RTVE debería incrementar su contribución al cine español y convertirse en el principal motor de la industria audiovisual española.

Además, una gran mayoría de participantes (el 85,7%) opina que la información cinematográfica que RTVE dedica al cine español es escasa y debería ser más abundante en su programación.

Igualdad

El 8 de marzo de 2022, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, RTVE también inició la campaña La Gran Consulta de la Igualdad, que contó con la participación de un 42,8% de mujeres frente al 54,7% de hombres.

Esta indica que uno de cada cuatro participantes (26,9 %) considera que la Corporación no refleja adecuadamente la presencia de las mujeres en los diferentes ámbitos (económico, social, artístico, cultural y político), y que casi un tercio (30,55 %) cree que RTVE no fomenta la presencia paritaria de hombres y mujeres en espacios informativos y programas de análisis y debates.

La Gran Consulta ha costado 1,2 millones de euros, según ha podido saber este medio.

La campaña transmedia La Gran Consulta, inédito en España, ha generado un coste de 1,25 millones de euros, según ha podido saber este medio a partir de fuentes oficiales, con un equilibrio entre recursos internos (629.790 euros) y externos (622.589 euros).

La partida más cuantiosa ha sido la de gastos de personal, que han superado el medio millón de euros, seguido de oficinas y estudio móviles (165.159 euros), publicidad (109.802 euros), transportes (98.525 euros), necesario para la ruta por 31 municipios que recorrió un bus set,  y medios técnicos (71.086 euros).

A partir de estas respuestas, la Corporación quiere elaborar un libro blanco que servirá de base para un nuevo mandato donde se determine la misión de servicio público que debe promover la RTVE del futuro.