Redacción de El País.

Los grandes grupos de prensa aceleran su transición digital

| 30 MARZO 2020

La realidad publicitaria de los grandes grupos de prensa españoles se puede considerar mayormente digital. Sin ignorar el desplome de la publicidad sufrido desde el establecimiento del estado de alarma, los ingresos online superan a los derivados de la parte tradicional.

Hacer bascular el peso publicitario del papel a Internet no ha sido tarea fácil. Si bien la caída a plomo de los ejemplares impresos anticipaba que el punto de equilibrio se alcanzaría antes en términos proporcionales, el crecimiento del segmento digital ha ido atemperándose en los últimos años. Con todo, representa la principal línea de negocio para la mayoría de medios escritos.

Hoy por hoy lo es incluso para los grupos editores que apuestan por las suscripciones digitales como una fuente complementaria de ingresos. Así sucede sin ir más lejos en Unidad Editorial. A falta de datos concretos, el editor de El Mundo, Marca y Expansión informaba en sus últimos resultados económicos que el área digital ya es responsable de más de la mita del negocio publicitario. En 2018 este porcentaje era del 48%.

La posición más aventajada corresponde a Prisa, donde la publicidad digital es responsable de casi un tercio del área de prensa. Generó 60 millones de euros durante el 2019 tras crecer un 9%, por lo que representa el 57% de los ingresos publicitarios.

Además, está a punto de superar a la venta de ejemplares de El País, AS y Cinco Días, por la que la compañía obtuvo 61 millones de euros, tal y como contó este medio.

El segundo lugar es para ABC, cuya cuota de digital generó 52 millones de euros el año pasado, prácticamente siete de cada diez euros de la facturación por anuncios, el 57% de los ingresos totales del diario. Ahora bien, en el conjunto de la compañía la tasa es de apenas del 17%, toda vez que en la venta publicitaria en medios regionales el offline pesa todavía un 81%.

Los últimos datos anuales de Infoadex también evidencian el cambio de paradigma en el sector español. El conjunto de las ediciones digitales de los principales diarios tradicionales, sumado al de los nativos líderes, ingresó cerca de 400 millones de euros en publicidad durante 2019, según informó El Español. La cifra es superior a la cosechada en papel en ese mismo periodo, y ligeramente inferior a la de todo el sector del papel, que generó 485,2 millones de euros.