El negocio de la prensa regional resiste los envites de la crisis

9 enero, 2017

La prensa regional todavía tiene mucho que decir en un periodismo que se ejerce con arreglo a la inmediatez y un carácter transnacional. Tras casi diez años de crisis económica, en España el negocio de los periódicos regionales sigue estando representado principalmente por los grupos Vocento y Prensa Ibérica.

Pero aunque ambas compañías se encontraron en un principio con el mismo problema común en su entorno, la caída generalizada en los ingresos, su situación actual es muy distinta. Debido, en parte, a la habilidad demostrada por cada una a la hora de solventar sus escollos particulares.

PUBLICIDAD

Tanto Vocento como Prensa Ibérica saldaron 2015 con un balance económico positivo, pero basta con hacer un simple reconocimiento general de sus cuentas para comprobar que el estado del primero no llega a estar tan saneado como el del segundo. El grupo vasco logró un beneficio de 4,1 millones de euros. Un resultado que está por debajo de los 4,59 millones de euros en ganancias que recogió la compañía controlada por Francisco Javier Moll de Miguel, que a su vez es inferior al beneficio consolidado de 6,7 millones de euros que se anotó en 2014.

Por áreas de negocio, las cabeceras regionales de Vocento registraron un EBITDA comparable de 39,5 millones de euros, lo que supuso mejorar en casi 2 millones la cifra de 2014 gracias a un crecimiento del 4,8% en los ingresos publicitarios. De hecho, estos periódicos fueron los encargados de sustentar la mejora de la compañía, toda vez que ABC arrojó un tímido EBIT positivo de 42.o00 euros por primera vez desde 2006. Por contra, la venta de ejemplares de todas las cabeceras del grupo marcaron una caída del 2,1%.

Por su parte, casi todo el beneficio de Prensa Ibérica provino de la empresa Epigráficas S.L,, que aglutina las 16 cabeceras regionales, cuyas ganancias de 4,8 millones de euros se vieron lastradas por las pérdidas registradas en el resto de sociedades del holding. Así EPI Radio TV, S.L. cerró 2015 con un resultado de -364.370 euros, y Prensa Ibérica Networks, S.L. ganó 75.934 euros la empresa Framol perdió 2015.

En la última memoria económica depositada por Prensa Ibérica en el Registro Mercantil se destaca que este resultado se alcanzó “manteniendo la reducción y control de costes en todas las áreas y apoyándose en una sólida posición financiera”. Del mismo modo, la junta general de accionistas de la compañía dio su consentimiento el 30 de junio de 2015 a una reorganización del grupo. Una reestructuración para agrupar la compañía en la sociedad Prensa Ibérica Media, la cual busca que “en cada uno de los sectores diferenciados exista una sociedad cabecera, así como escindir la división de los medios de comunicación al objeto de dotarla de una autonomía económica y financiera propia y separada”.

Este movimiento de escisión se aborda con el objetivo de preparar al grupo ante eventuales cambios de propiedad dentro del sector. En otras palabras, “que permita abrir el campo de eventuales alianzas y operaciones corporativas“. Unas adquisiciones que, pese a los rumores que vienen produciéndose desde hace ya un tiempo, siguen sin ser algo más.

En este sentido, el Grupo Prensa Ibérica luce hoy en día una estructura muy saneada, en tanto que sus activos no se han visto mermados durante la crisis económica. Al contrario que Vocento, que el pasado 23 de diciembre anunciaba la venta del edificio de la Calle Juan Ignacio Luca de Tena de Madrid, donde se ubica su sede, por 35 millones a la socimi Axiare. Asimismo, diversas publicaciones sectoriales han informado en las últimas semanas sobre los posibles planes de ajustes que estarían barajando el dueño de ABC a fin de mejorar su situación, aunque de momento la compañía no ha hecho ningún anuncio.

Responder

¡Se el primero en comentar!

Notificar
avatar

wpDiscuz